Sobre el autor

Mi nombre es Facundo Simón Hierro, formado con los agustinos de El Escorial, primero en el Colegio San Agustín de Salamanca. Diplomado por la Universidad Complutense en Maestro de Educación Primaria. Maestro en el CAIDV (Centro de Apoyo a la Integración de Discapacidad Visual) de Málaga y en el EOEP de Discapacidad Visual de Madrid, en el Centro de Recursos Educativos de la ONCE. Mis años estudiantiles en la capital del Tormes, a finales de los años sesenta y primeros de los setenta, consiguieron y casi sin ser consciente, mi evolución en un apasionado amante del románico. Las románicas iglesias de San Marcos,  la de Santo Tomás Cantauriense, la de San Juan Barbalos, la de San Martín y la de San Julián y Santa Basilisa…, además de  la Torre del Gallo y la Catedral Vieja, dejaron en mí una marca románica inconfundible, entre otras cosas por la belleza de estos templos, unido además, de ser los primeros edificios románicos que vi, siendo un chaval procedente de la comarca cacereña de la Sierra de Gata.